La profecía

Antes de la noche brillará el luceroY el Oso de seis patas marcará el anochecer.Pues será heraldo de sangre y aceroCuando el mundo vea a sus hijos perecer. En ríos de lágrimas inocentesCruzará el dolor la tierraY todos sufrirán a sus durmientesCuando los campos asole la guerra. Tras el dolor del hombre la vida volverá a brillarY en la tierra habrá un tiempo diferente.Las almas de los muertos podrán descansarCuando cace el pez al oso Read More …

El espécimen

Lo primero que sintió fue el frío. No algo que hiciera que su piel se erizase, pero sí que le haría estirarse a por las sábanas de estar en su cama.Porque no estaba en su cama, y eso, tal vez, llegó a su conciencia antes que la leve incomodidad por la temperatura.Abrió los ojos pero nada pudo ver, una oscuridad densa, impenetrable, lo cubría todo.Entonces, como alguna vez escuchara que los ciegos tenían los demás Read More …

Espinas

Mis anhelos se estiran,buscando la espinade tu recuerdo.Alma que buscael filo cortante,lacerante,de tu ausencia.De tu sonrisa, congelada en una imagen,mis ojos están prendados.No puedo evitar mirarte,no puedo hacerlo,aunque duela.Porque este silenciotiene tu nombre.Porque este vaciotiene un nombrey es el tuyo…

Cuando es necesario

Mi familia era de velorios largos.El muerto ya hacía rato que olía a azufre cuando los últimos rezagados llegaban a presentar sus respetos.Muchos habían tenido que viajar toda la noche, con pasajes pagados con dinero prestado, pedido con vergüenza y a las corridas.Porque eran así.Estaban. En las buenas, cuando es fácil, pero, sobre todo, en las malas, cuando es necesario.

Entre deseo y realidad

Mas, si en algo se diferencian los adultos de los niños, es que aquellos saben, o al menos deberían ser conscientes, que sus actos tienen consecuencias. De que cada decisión tiene un beneficio, pero también un costo, y es en ese regateo entre deseo y realidad donde se juega el destino de los hombres… “Los ríos que bajaban de las montañas”

Por una copa de vino

No recuerdo cómo cayó la copa, sólo que tenía vino en mi blusa de estreno.“El baño está clausurado. Por favor, use el de caballeros al otro lado del salón”Me volví como diciendo ¿Puedes creer esto? Pero se había sumergido en su móvil.Cuando salí, lo vi mirar a la puerta del otro servicio.Una mirada furtiva, orgullosamente culpable.Antes de guardar el teléfono leyó con deleite lo que había recibido.Sonrió y levantó su copa en un brindis invisible, Read More …