Desesperación

Caminaba, silbando.Rumbo al trabajo.El aire frescoSalado del marSubía, refrescante.Un cielo diáfanoEl sol pleno.El día, una promesa de amor de primavera.Dos policíasMujer uno de ellos.Él pregunta:¿Quién salta en un día como hoy?Mis pasos se hicieron más lentos.Miré hacia atrás.La mujer policíaAlta, gruesa,Tenía los ojos húmedos.Cruzados los brazos,Una mano cubriendo su boca.Frágil.Supe que hablaban de una suicida.No dudéSupe que era mujer.En la esquina tres policías.Hablaban rígidos.Seguí sus miradas furtivas.Una cinta impedía el paso.La explanada del edificioVacía.Un cuerpo Read More …

El detective

Cuando pisó la colilla notó que bajo su pie había otra. No le sorprendió, había estado allí, esperando, por varias horas y, de estar bajo una farola, podría ver al menos una docena de aquellos hediondos bastoncillos blancos.Pero, ¿de qué valdría un investigador privado que esperase bajo la luz de las farolas?De nada, pensó haciendo una mueca. O apenas un poco menos que uno que fumase media cajilla en menos de seis horas.Se recostó contra Read More …

Ya es hora

Tosió de nuevo.Meneó la cabeza y un rictus de dolor se le escapó cuando intentó asomarse a ver si le habían oído.Nada se veía alrededor y se dejó deslizar nuevamente tras los escombrosAlgún día tendría que terminar, se dijo, siempre lo había sabido.Incluso cuando, un par de décadas atrás, recién comenzaba; lo único seguro era que todo acababa, tarde o temprano.Eso lo sabía desde hacía años, pero con estos otra convicción había comenzado a crecer Read More …

Ciego

Inspiré pero realmente no estaba seguro de qué iba a decir, así que dejé escapar el aire, mis hombros se hundían a medida que el aire escapaba de mis pulmones. Ella me miró, desde detrás de la puerta entreabierta. Su mano izquierda a lo largo del borde, su frente apoyada sobre el anillo que le regalara cuando todo era esperanza.– Te va a quedar una marca – dije, torpe. No pareció entender a qué me Read More …

Entre Noblía y Aceguá

Todo el que visita el pueblo por primera vez pregunta por ella. Y, tal vez porque la respuesta que reciban sea siempre el silencio, es comprensible que la curiosidad nunca se agote. Una tumba, pintada de un inmaculado blanco de cal, pegada al alambrado del cementerio. No en, sino junto al cementerio. Y si uno insiste y pregunta en el boliche, las voces bajan y el ruido del reloj se hace patente. Porque hay cosas Read More …

Rumbo a la escuela

No es que la escuela estuviese taaaaan lejos, tampoco. Ocho, nueve leguas, capaz; no llegaba a diez. Pero, a veces, se hacía un poco largo en invierno, con los fríos. Había que salir el día antes, y salir medio temprano, cosa de llegar en hora y estar cerca de la puerta cuando la maestra tocaba la campana. Éramos catorce nosotros, bastantes. Es más que diez catorce. Pero no íbamos todos a la escuela porque unos Read More …

“El Oso de seis patas” – extracto

Soñó que una nube de azules mariposas volaban alrededor de un joven asustado y Lordon, llenó de compasión, le dijo que no temiera. Que aún en los momentos de zozobra, cuando la desesperación hiciera carne en su espíritu, Athanor estaría junto a él, guiándole a través de la oscuridad, pues fue El Padre quien creó el mundo y todos los caminos sobre y bajo la tierra, y en el cielo.Muchas cosas vio esa noche, visiones Read More …

Payasitos

El problema era que el perro ladraba mucho. Demasiado. – ¡Ay, pero la culpa no es del animal! – decían. Como si aquella explicación estúpida hiciera que sus ladridos me dejasen dormir. Tampoco se debía a que los vecinos estuviesen todo el tiempo fuera, pero sí lo estaban en mis horas de descanso.Así que un día hice cuatro o cinco croquetitas y las rellené con los gránulos rojos del veneno para ratas. No sé por Read More …

Difícil de explicar

Había sido una mañana tranquila. Un par de llamados por hipertensión, un niño que había recibido una descarga eléctrica y un tipo en moto que había chocado contra una volqueta. Gonzalo se negaba a aceptarlo, pero ese hombre estaba vivo por borracho. – Casi se mata, por borracho – decía. Eso era indiscutible, pero los borrachos tienen un dios aparte, salen con moretones (o la clavícula rota, como en este caso) de accidentes que le Read More …