El elefante del circo

Por culpa de uno de esos circos que van de pueblo en pueblo, una vez mi abuelo Braulio ‘tuvo detenido por faltarle el respeto a la autoridá. Resulta que fue uno allá, a Artigas.Tenían un forzudo, unos malabaristas, un mono que te peliaba, un mago y hasta un tigre de los de verdá.Mis tíos, que eran muchachones, le pidieron al abuelo Braulio pa ir.El meta decir que no, que no.Que había que trabajar en la Read More …

Rumbo a la escuela

No es que la escuela estuviese taaaaan lejos, tampoco. Ocho, nueve leguas, capaz; no llegaba a diez. Pero, a veces, se hacía un poco largo en invierno, con los fríos. Había que salir el día antes, y salir medio temprano, cosa de llegar en hora y estar cerca de la puerta cuando la maestra tocaba la campana. Éramos catorce nosotros, bastantes. Es más que diez catorce. Pero no íbamos todos a la escuela porque unos Read More …

Albino

Si mi primo Albino quería algo en esta vida, eso era ser famoso. No importaba mucho en qué, la cosa era que su nombre apareciera en un cartel, cuanto más grande, mejor. Y no te digo cuando se enteró que en otros lados se hablaba otros idiomas. Claro, porque si uno vive en Artigas que el cartel se te escriba en español o brasilero es casi lo mismo. Entonces el Albino quería ser famoso en Read More …

El amigo de los pescadores

En la asociación de pescadores había un busto de mi abuelo Braulio. No es que él fuera de pescar ni nada, pero en Artigas no somos mal agradecidos y, la verdad sea dicha, el abuelo les había hecho flor de favor. Nunca hubo mucho para hacer, allá en los pagos, salvo tener hijos o contrabandear, y en ambos aspectos don Braulio fue un cumplidor bárbaro.Pero, si una cosa era divertida, la otra se hacía necesaria Read More …

Cuando fui chofer del Papa

Resulta que, como la cosa estaba complicada por acá, tuve que ir a probar suerte a Italia. Hice mucho dinero con mi fábrica de lacas y pinturas Pinturas Gamo. Son pinturas de gran calidad, aunque, debo reconocer, parte del negocio no marchó. Las lacas no funcionaron. Por alguna razón la gente se resistía a comprar la Laca Gamo. Estaba tan necesitado de dinero y trabajo (mi apego al trabajo sólo se compara a mi modestia) Read More …

El primer baño del tío Artemio

Resulta que mi tío Artemio no era muy amigo del agua.No si no se presentaba en forma de cubitos.Los demás tíos le decían que no podía ser así, que avergonzaba la familia. Tanto insistieron que quedaron bien arrepentidos cuando, en pleno primer baño, el finadito tío Artemio se ganó ese título. – Si no le estaríamos diciendo de bañarse, el Artemio taría vivo, todavía.Hablaban así por telúricos que eran nomás, porque amaban la tierra. Excusa Read More …